Restauradores de sillas

RESTAURADORES DE SILLAS

Restauradores de Sillas Terrassa

Restauradores de sillas Terrassa

Es muy común en nuestra sociedad comprar objetos y muebles que, una vez viven su vida en nuestras casas, son arrojados a la basura porque están viejos y deteriorados, o ya no sirven por estar en desacorde con la nueva decoración de la habitación que habitaban. Es extraño pensar en que esos mismos muebles pueden servirnos en un futuro en otro emplazamiento, o incluso, que se pueden reutilizar renovando su aspecto anticuado. Hoy, desde Pinturas Varon Terrassa, queremos explicaros como podéis ser vosotros mismos unos buenos decoradores  y restauradores de sillas. Con una sencilla labor de carpintería y tapicería, lograremos renovar por completo nuestras antiguas sillas y les daremos un aire acorde con las necesidades que requiera la situación, dándole a las sillas un aspecto totalmente distinto al inicial.

  •  Para ello, primero de todo nos encargaremos de retirar la rejilla o soporte de la silla. Podemos convertir sillas de estilo clásico sin tapiz, en sillas perfectamente cómodas con un asiento tapizado.
  • Cogemos cartón o un material maleable similar, para obtener el patrón de la nueva rejilla que después realizaremos sobre la madera definitiva que hará de soporte de la silla.
  • Marcamos con un rotulador sobre la madera el contorno de la base del nuevo asiento y con una sierra de calar que nos permita manejarla en superficies con total facilidad, cortamos la nueva pieza a sustituir.
  • Lijamos bien la nueva pieza para evitar asperezas en la madera.
  • Tomamos un par de listones gruesos, que colocaremos un par de dedos (según la distancia que tenga la silla) del exterior hacia el interior de la misma y que nos servirán de soporte para fijar la base del asiento a la silla.
  • Utilizamos de nuevo el patrón inicial en cartón del contorno de la silla, ahora sobre la pieza de gomaespuma, con la que diseñaremos el cojín a tapizar.
  • Cuando ésta haya tomado forma, podemos pasar a pegarla a la base de madera.
    • Recortamos la cantidad de tela, acorde con la decoración donde vayamos a colocar la silla, y pasamos a ponerla sobre la base ya montada. Para ello, la extendemos sobre una superficie plana y a partir de ahí, cubrimos la base, tensando bien la tela.
    • Para fijarla a la madera y a la gomaespuma, podemos utilizar o bien clavos (tachuelas), o podemos utilizar una grapadora especial para trabajos de tapicería, para terminar la tarea. Siempre quedará más limpia esta última opción.
    • Finalmente, con unas tijeras recortamos la cantidad de tela sobrante y sólo nos queda fijar la nueva base a la silla, a través de los listones que antes hemos colocado. Con la broca y unos tirafondos, nos aseguramos de fijarlo bien y ya tenemos nuestra nueva silla restaurada.

    Si tenéis sillas antiguas que solo necesitan ese pequeño toque, desde aquí os animamos a intentar convertiros en restauradores de sillas de una forma sencilla y cómoda que os ahorrara tener que compraros sillas nuevas. Restaurar muebles y darles nuestro toque personal es algo que podemos hacer nosotros mismos sin necesidad de gastarnos un dineral, y reutilizando mobiliario aún útil.

Leave a Reply

Your email address will not be published.