Restaurador y Pintor: Pintar electrodomésticos

Los electrodomésticos de la casa, especialmente los de la cocina, con el paso del tiempo se van deteriorando. Se oxidan, les salta la pintura, aparecen manchas por el uso y el desgaste del tiempo; pero resulta que aún y pese a todo, funcionan correctamente. ¿Qué sucede si nuestros electrodomésticos cumplen con su funcionalidad, pero empiezan a perder fachada y desmejoran por completo la imagen de nuestra casa? Obviamente, si funcionan, no los vamos a cambiar sólo porque ya no nos disfruten de ese aspecto que tenían el primer día. No hay motivos si siguen cumpliendo con su cometido, y mucho menos dados los tiempos que corren.

Para darle ese toque fresco y nuevo a nuestra estancia, no tenemos más que invertir algo de dinero en la decoración pintoresca de estos aparatos eléctricos: pintar electrodomésticos.

Hoy desde nuestro blog de Pinturas Varón, expertos pintores, restauradores y asesores decorativos en toda la provincia del Vallès Occidental (Sant Cugat, Terrassa, Sabadell…), queremos mostraros esta sencilla técnica para que luzcáis unos electrodomésticos inmejorables, a un precio muy asequible, y que disfrutéis por mucho más tiempo de un elemento útil, con un cambio de apariencia que, quien sabe, quizás le viene bien a vuestra cocina para renovar esa más que monótona visión que vemos cada día cuando desayunamos, comemos o cenamos.

restaurador electrodomesticos y restaurador muebles

Pintar un electrodoméstico es fácil. Hay dos maneras de hacerlo, si bien, una es mucho más cómoda, rápida y efectiva: pintar con spray, en lugar de hacerlo con rodillo y pintura tradicional. El spray es mucho más práctico para pintar distintas superficies y no debemos preocuparnos por la gama de colores, pues los profesionales de la pintura  han logrado, a conciencia, ofertar una gran variedad de tonalidades.

  1. El primer paso que debemos seguir es desconectar el electrodoméstico que vayamos a pintar y lo colocamos en un lugar donde podamos hacerlo cómodamente sin estorbar a nada ni nadie. Es recomendable hacerlo en una zona aireada, utilizando una mascarilla, para no manchar nada ni marearnos con el olor de la pintura en spray.
  2. Sin ejercer mucha presión, lijamos aquellas zonas que estén más deterioradas por el oxidado, con cuidado de no estropear el resto de la pintura.
  3. Con agua y jabón en una esponja, limpiamos la suciedad, la grasa y el polvo. Es importante eliminar completamente todas las sustancias grasosas y oleosas. También, secar bien el electrodoméstico, al final, con una toalla limpia (con cuidado de que no queden pelusas pegadas en la superficie), que seque por completo el agua restante para no provocar humedades una vez aplicada la pintura.
  4. Cubrimos con plástico y cinta de enmascarar todo aquello que no quieras que se manche o pinte del electrodoméstico al aplicar la pintura (relojes, tiradores, emblemas, la ventana del microondas, gomas, detalles, etc).
  5. Para prevenir su propagación, es aconsejable aplicar, antes de pintar definitivamente el electrodoméstico, una capa deimprimación anticorrosivablanca sobre las manchas de óxido.
  6. Ahora sí, ya podemos pintar el aparato. Siguiendo las instrucciones correspondientes, agitamos la pintura en spray para que se mezcle bien el contenido del aerosol. La técnica correcta para aplicar la pintura en spray es hacerlo de modo horizontal y después en vertical, sin tratar de cubrirlo todo en una sola pasada. Es mejor aplicar dos o tres capas muy finas, para evitar que la pintura chorree. A una distancia óptima, lo correcto es aplicar primero una capa en color blanco y pasados unos 15 minutos, damos la segunda capa con el mismo color, o si queremos probar, con un spray distinto.
  7. Una vez pintado el electrodoméstico y antes de volver a colocarlo en su sitio, debemos esperar, al menos, 24 horas.

Leave a Reply

Your email address will not be published.