Burletes para aislar tu hogar en invierno

Burletes para aislar tu hogar en invierno

 

 

Burletes Terrassa

Burletes Terrassa

 

Con la llegada del frío y del invierno llegan los cambios térmicos en casa. Toca encender de nuevo la calefacción para mantener el calor de nuestro hogar, pero a veces con sólo eso no nos basta. En verano, sobre todo por la noche cuando mejor se está, mantenemos ventanas y puertas bien abiertas. Durante el día, suele ser más común cerrarlo todo, e incluso, bajar persianas para evitar que los rayos de sol penetren en el interior de nuestra casa y la calienten demasiado. Las corrientes de aire, esas pequeñas rendijas por donde se cuela el frío aire del exterior y que nos perjudican seriamente cuando recibimos la factura de la calefacción, no son perceptibles hasta esta época del año.

Por ello, desde Pinturas Varon Terrassa, queremos daros algún que otro consejo práctico para solventar ese problema, y ayudaros a mantener vuestro hogar caliente a la par que decorado. Porque hay soluciones económicas y sencillas que mantendrán vuestra casa en sintonía con vuestra decoración y no saltará a la vista la chapuza inventada por el amigo o vecino. Seréis vuestro propio restaurador y diseñador decorativo.

Un modo de aislar nuestra casa, tanto térmica como acústicamente, es la instalación de unos burletes en puertas y ventanas. Una solución rápida y económica para estos días cuando el frío comienza a apretar.

En el mercado existen gran variedad de modelos y colores para ajustar la colocación de estos burletes a las necesidades de cada hogar. Según los colores de la madera de la puerta, o el tono de pintura de la habitación, encontramos distintos tipos de estos aislantes prácticos y sencillos de colocar.  Aquí una explicación breve para sustituir vuestros antiguos burletes y colocarlos adecuadamente en vuestras casas:

1-     Primero de todo tendremos que retirar los burletes deteriorados de las ventanas o puertas. Una vez logramos despegar una punta, suele ser fácil tirar de él y que este vaya desenganchándose por sí solo.

2-     Sería conveniente, antes de colocar los nuevos burletes, limpiar la zona con un trapo humedecido con alcohol. Esto nos servirá para eliminar los restos de fijación de los antiguos burletes y nos garantizará una mayor adherencia del nuevo.

3-     Hay que renovar los burletes retirando el papel protector a medida que vamos colocando la protección autoadhesiva en la ventana, o si es en una puerta, sacamos todo el papel y apoyamos el burlete a lo largo del borde inferior de la puerta presionándolo con los dedos. Si el burlete que hemos adquirido es mayor que la distancia a cubrir, habrá que cortarlo previamente.

Tan sencillo como esto. Con este simple paso, conseguiremos sellar nuestro hogar del ruido, frío, calor e incluso polvo o agua.

Leave a Reply

Your email address will not be published.